jueves, 4 de agosto de 2011

Contra la envidia...

Para reemplazar la clásica pulserita roja, una con cadena bronce llena de piedras rojas y dijes.